Pronunciamiento Congreso Nacional Indígena – 14 de Mayo de 2016

cni chinantla

A los Pueblos del Mundo

Hermanas, Hermanos, siguiendo los pasos de nuestros mayores en las veredas nacidas de la Cátedra Tata Juan Chávez Alonso, nos reunimos el 14 de mayo de 2016 en la comunidad indígena Nahua de San Pedro Tlanixco, municipio de Tenango del Valle, en el Estado de México, delegados de la comunidad de Ostula, de Michoacan, de la Unión Campesina Zapatista del Sur, compañeros de Xochicuautla, del Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra, compañeros de San Pedro Actopan, compañeros de Tepoztlán, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Puebla, Morelos y Tlaxcala; de Las Abejas de Acteal; de San Isidro Los Laureles; de Semilla Digna; de Aquila; del Ocotal Grande; del pueblo zoque; de Santa Cruz; de Uruapan; de la comunidad p’urepechaireta; de Comachuén; de Jardines de la Minzita; de Ayotitlán; de Tuxpan; de la escuela autónoma Emiliano Zapata, de Cherán; de San Pedro Atlapulco; de la Unión de Pueblos y Comunidades p’urepecha; del Concejo Indígena y Popular de Guerrero Emiliano Zapata; de la comunidad maya Tikul; Halachó; de la sierra de Santa Marta; de la organización Fuerza Indígena Chinanteca; de la comunidad Wixarika; de San Lorenzo Huitizizilapan; de Amatlán de Quetzalcóatl; de  Zolotepec; de Unión Hidalgo, Oaxaca; de Tlapa; de Ayotzinapa; de San Nicolás Totolapan y del Ejido Tila.

Nos reunimos para escucharnos, mirarnos y sabernos acompañados en nuestras luchas, en nuestros dolores y en la construcción de Otro Mundo Posible. Lo sabemos en el camino recorrido por el Congreso Nacional Indígena que en medio de la oscuridad, se refleja e ilumina desde el rostro del compañero, que a su vez refleja de la lucha el dolor y la esperanza de su pueblo. Desde todos esos espacios donde no hay duda que lo que vivimos se llama guerra, en medio de cuya destrucción nacen destellos de luz en los que descansa el espíritu vivo y auténtico de nuestros pueblos. Le llamamos dignidad, rabia, resistencia, rebeldía. Le llamamos autonomía y libre determinación. Le llamamos Congreso Nacional Indígena.

Junto a nuestros hermanos zapatistas hemos construido los principios que a 20 años queremos conmemorar, celebrar el camino largo donde hemos aprendido que sólo escuchándonos, abrazándonos, mirándonos y sabiendo nuestros dolores vamos a seguir caminando.

Tenemos claro que no es lo importante el reflector  protagonista, que lo importante es seguir caminando a paso firme en la construcción de nuestra autonomía que se nace y crece a pesar del despojo, la represión, la explotación y el desprecio tejiéndose silenciosamente entre la oscuridad, por lo que declaramos:

1. Reiteramos nuestra exigencia de justicia y libertad inmediatapara los comuneros de San Pedro Tlanixco que se encuentran presos por defender su agua, y exigimos la cancelación de las órdenes de aprehensión vigentes. Señalamos que los presos de Tlanixco son nuestros presos por lo que no cesaremos en nuestra palabra de que queremos de regreso a nuestros compañeros

– Rómulo Mireles sentenciado a 54 años de prisión
– Pedro Sánchez Berriozábal sentenciado a 52 años de prisión
– Teófilo Pérez González sentenciado a 50 años de prisión
– Lorenzo Sánchez Berriozábal en espera sentencia
– Marco Antonio Pérez González en espera sentencia
– Dominga González Martínez en espera sentencia

Saludamos el arranque de transmisiones de su radio comunitaria, Radio Tlanixco, Manantial de Libertad. Reconocemos que es un medio de lucha del Congreso Nacional Indígena y por ello lo defenderemos como una herramienta construida para seguir en la defensa de nosotros los pueblos indios de México.

2. Repudiamos la represión y el despojo sufrido por los compañeros del ejido San Isidro Los Laureles del espacio de lucha Semilla Dignael pasado 12 de mayo a las 7 de la mañana, en que los caciques Octavio Albores, Rodrigo Ruíz y Francisco Ruíz, que se dicen dueños de las tierras recuperadas por nuestros compañeros el 20 diciembre de 2015, entraron acompañados de sus guardias blancas y de 30 a 40 camionetas de policías. Entraron con lujo de violencia, desalojando y quemando las casas que ya habían hecho los compañeros, también les tiraron gases. En los días que siguieron estuvieron destruyendo la milpa colectiva, a la que hasta el momento no han podido regresar para saber si pueden seguir trabajando y si les dará algo de cosecha. Nos unimos alareivindicación de nuestros compañeros sobre esas tierras y la digna y justa lucha que han mantenido.

3. Que nos mantenemos alerta de la grave amenaza contra los pueblos hermanos que resisten a los proyectos de muerte en el Estado de México, donde los poderosos serviles al capitalismo amenazan con su máquina de guerra contra la integridad de los territorios y de los compañeros y las compañeras de las comunidades y de lo que hace el mal gobierno para imponer su perversa voluntad como lo ocurrido en San Salvador Atenco en mayo de  2006. Hecho que no perdonamos ni olvidamos, menos aún porque el mal gobierno del Estado de México impuso la llamada ley Eruviel que legaliza la violencia desmedida del Estado hacia los pueblos dignos, lo que de por si hace con absoluta impunidad.

El mal gobierno mata, desaparece, golpea, amenaza, viola y esta ley, al igual que el sinfín de leyes que han nacido o se han modificado para destruir, privatizar, reprimir y explotar no son nuestras, son de los poderososen contra nuestra. En nosotros esta la dignidad del corazón en cada quien y la resistencia en todos juntos. Aprendemos en base al dolor de nuestros pueblos que la justicia no vendrá nunca de arriba, la verdadera justicia la vamos a seguir construyendo abajo, mirando y caminando sólo hacia abajo desde donde brillan los destellos de autonomía que alientan la lucha de los que somos y seremos el Congreso Nacional Indígena en medio de esta oscura noche, que se tambalea por la tormenta capitalista que no para de retumbar en el cielo y en el corazón de nuestra madre tierra. Desde donde construimos la autonomía en los hechos y sembrar así la luz urgente.

4.    Que 20 años reflejados en los rostros y colores de las luchas que somos, iluminan la noche con esos destellos sembrados, que nacen en las flores que germinan en medio de la destrucción capitalista y que se materializan en autonomías, tan diversas que nos convidan a conmemorar, y a mirar el horizonte que se ilumina en los destellos de luz de cada resistencia y cada rebeldía.

Abajo y a la izquierda seguiremos caminando, porque solo ahí es donde puede renacer la verdad y la justicia para nuestros pueblos, para los que el tiempo de oscuridad es recurrente  en la historia del mundo. Y convocarnos a mirarnos en los pasos que caminan la noche, convencidos del amanecer que se dibuja mero abajo, iluminando el propio caminar, es la conclusión del Congreso Nacional Indígena en nuestra asamblea ampliada de coordinación.

Por la Reconstitución Integral de Nuestros Pueblos
Nunca Más un México Sin Nosotros
A 14 de Mayo de 2016
Congreso Nacional Indígena.

 

Anuncios

Y llegamos hasta allá, en el oído de muchas personas

Por: Nadia Jiménez y Susana Norman
Fotografías y video: José Luis Santillán

Fuente: SubVersiones

El 16 de mayo, en la sede de UNIOS, se realizo el foro «Construyendo donde los de arriba destruyen». Las dos experiencias de comunicación comunitaria radial, Radio Zapata y Radio Tlanixco Manantial de Libertad, se presentaron ante compañeros y compañeras de la Sexta, su camino para contribuir a la autonomía y la libertad de sus comunidades, así como los desafíos que han encontrado en su andar.

Rostros jóvenes. Miradas que reflejan historias, decisiones, dolores y horizontes. En la mesa se encontraban las y los locutores de las radios comunitarias de sus pueblos. Los locutores Ñuu Savi, de Guerrero, que han estado en el aire desde finales de 2014, y sus hermanos y hermanas náhuatl de San Pedro de Tlanixco, en el Estado de México, que hace pocas semanas abrieron la Radio Tlanixco Manantial de Libertad. En común tienen mucho. Ambos territorios sufren la guerra sucia del gobierno de Mexicano para someter a los pueblos, forzar a que claudiquen, para despojarles de los bienes comunes que sus abuelos por siglos han cuidado.

Manantial de libertad

«Radio Tlanixco Manantial de Libertad, tiene su origen en el 2014, cuando creamos el Movimiento por la Libertad de los y las Defensores del Agua y de la Vida. Estamos en el pueblo de San Pedro Tlanixco, ubicado al pie del volcán Xinantécatl. Tenemos arroyos y fuentes de agua, y por eso siempre hemos defendido el agua. Por eso tenemos seis compañeros presos, mientras dos más tienen órdenes de aprensión» –cuenta una de las locutoras, de San Pedro Tlanixco.

Desde épocas ancestrales, las aguas que atraviesan San Pedro Tlanixco y los manantiales que surgen del mismo, han estado ligados a la sobrevivencia de la comunidad pues se utilizan para fines agrícolas y domésticos. A pesar de la cantidad de manantiales disponibles, es un hecho que la mayor parte de la población no tiene cubiertas sus necesidades de agua. Esta necesidad de administración del agua derivó en la conformación del Comité de Agua Potable de San Pedro Tlanixco, conformado por representantes de la comunidad electos por mayoría.

«Nuestro pueblo se caracteriza por luchar por sus derechos, pero ha habido mucha agresión y eso ha llevado a la división dentro del pueblo. Los jóvenes dijimos cómo ir tejiendo la comunicación entre el pueblo, cómo rescatar el apoyo del pueblo para que sigamos la lucha que nuestros compañeros iniciaron. Buscamos, como jóvenes, algún medio para ir tejiendo comunidad, y una idea fue la radio» –contextualizan las y los jóvenes de la naciente radio indígena.

El río Arroyo Grande es el principal brazo de agua que atraviesa el territorio ejidal de San Pedro Tlanixco, el cual cambia de nombre a río Texcaltenco, al entrar en el territorio del municipio aledaño de Villa Guerrero. En 1989 inició la lucha por conseguir de la Conagua la concesión del aprovechamiento de la parte de agua que corre sobre el ejido, ante la demanda de la Junta de Aguas del Río Texcaltenco, organización de Villa Guerrero con fines de comercialización del agua, por el aprovechamiento del Río en su totalidad.

La lucha por la defensa del agua en Tlanixco no ha cesado desde entonces. En 2003, en medio de una serie de disputas legales que la comunidad mantenía con estas empresas, integrantes de las mismas invadieron el territorio de San Pedro Tlanixco como un acto de provocación. En medio de la confusión aparece muerto al fondo de un voladero, el señor Issak Basso, presidente de la Junta de Aguas.

Este hecho dio pie a la acusación de homicidio, sin pruebas ni testigos, de siete compañeros y una compañera del Comité de Agua de la comunidad de Tlanixco. Desde entonces se gestó un largo periodo de asedio y hostigamiento a la población, lo cual generó la desmovilización de gran parte de la comunidad.

En 2014 surge el Movimiento por la libertad de los defensores del agua de Tlanixco, desde el cual mantienen la digna lucha por la libertad de la y los compañeros presos.

«Nos fuimos animando poco a poco entre los compañeros. Creemos que esto se va a ir tejiendo más, se van a ir uniendo más. Quizás ahora somos pocos, pero estamos comprometidos. Que esto vuelva a unir a toda la comunidad, hacemos esto para contribuir a que volvamos a tener la fuerza que teníamos antes. Informamos lo que se vive dentro de la comunidad, pero también queremos informar lo qué pasó con los compañeros. Porque a veces las generaciones de hoy no sabemos cómo fue la lucha que inicio el pueblo, no sabemos qué valor tenemos, ni cultural a veces… esta fuerza nos impulsa» –narra la joven locutora de Radio Tlanixco.

Entre las dificultades que las y los compañeros de la radio reconocen, está la falta de experiencia para poder realizar programas más educativos que permitan crear conciencia en la gente de la comunidad. También la mala información que circula por los medios comerciales y los problemas técnicos que consideran podrán ir solucionando poco a poco. El mayor reto, es invitar a más gente a que participen. «Seguir adelante a pesar de todo, recabar la información con la comunidad. Por la misma división no siempre se entra en confianza. Es un reto importante dar confianza a toda la comunidad, para que nos escuchen y se integren con nosotros, para que esto sea más grande. Que la misma comunidad vaya enriqueciendo y sosteniendo la radio».

Radio Zapata, transmitiendo desde el corazón del territorio comunitario 

«¿Por qué nace la idea de tener radio en nuestra zona? Para entender eso hay que explicar un poco del pueblo indígena que somos». Máximo Calleja perteneciente al pueblo Ñu Savi, gente de lluvia, o pueblo de lluvia, relata que «en 1492 llega Cristóbal Colon, por la primera vez pisa esta tierra. Después de 500 años de sometimiento, inicia la lucha de nuestro pueblo. Consejo Nacional 500 años de resistencia indígena aparece. Y también el Consejo Guerrerense de Resistencia Indígena, Negra y Popular. Después nace la Policía Comunitaria en 1995. En 1998, las ideas de reeducación. Ahí inicia la lucha de nuestro pueblo».

RadioZapata_Guerrero-1

Radio Zapata inició transmisiones en 2014 con el objetivo de informar los acontecimientos y problemas de la región, tras la fuerte división que se dio entre las comunidades de la zona a raíz de la crisis de legitimidad que sufrió y que mantiene la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias–Policía Comunitaria.

«Se fundó porque allá en nuestra zona las tierras han sido amenazadas por áreas naturales protegidas, por eso algunos pueblos ya cuentan con ellos, no sabían de qué se trataba, no tenían informaciones. Por eso pensábamos en qué hacer. Porque ya estaban muy metidos en nuestra tierra, por eso comenzamos a pensar en comunicación. [La Radio] surge con la intención de informar sobre los acontecimientos, problemas en nuestra zona, por ejemplo la mina canadiense, la guerra sucia en contra de nuestros hermanos, los que son promotores del CIPOG».

El Consejo Indígena y Popular de Guerrero–Emiliano Zapata, CIPOG–EZ, es un proyecto comunitario que articula comunidades en las regiones Costa Chica, Montaña y Centro de Guerrero, y es la organización a la cual pertenece la Radio Zapata. A pesar de la delicada situación que atraviesa el estado de Guerrero, el proyecto comunitario se mantiene en lucha por la defensa de su tierra y con el horizonte de consolidar el territorio comunitario.

Actualmente las comunidades del CIPOG-EZ han avanzado en tres etapas hacia la autonomía; seguridad, justicia, y ahora recién iniciando la comunicación. «No ha sido fácil, hemos tenido que construir a partir de todas estas divisiones y traiciones que se han dado. Hoy quieren desconocer a quienes fueron fundadores del proyecto. Y en el contexto de guerra, pues existen en guerrero más de 20 bandas del crimen organizado, y han ido aplastando y despojando las tierras de las comunidades. Muchas comunidades han sido desplazadas hacia la ciudad. Construir en este contexto de guerra es complejo».

El proceso de creación de Radio Zapata inició con diversas asambleas comunitarias en 22 comunidades de los ejidos de Pueblo Hidalgo y Buenavista, en el municipio de San Luis Acatlán. El compromiso al que se llegó es que la radio sería una herramienta de las comunidades y que por lo tanto, también son estas quienes la defenderán. El consenso se inicio con asambleas en las comunidades, caminando en algunos casos de dos a tres horas para llegar de una a otra comunidad. «Se venía transmitiendo de una manera muy constante y se llegaba a más de 21 municipios de la costa chica y de la montaña de ahí del estado. Pero sufrimos la etapa de las tormentas y se vino abajo».

Construyendo autonomía

Dos geografías distintas. Dos contextos particulares. Una necesidad que ha hecho a ambos pueblos recorrer el camino de construcción autónoma de sus medios de comunicación, y este es, la defensa de su territorio y de su gente. Son pueblos guerreros con una historia de lucha comunitaria de años. Su caminar lo realizan siguiendo los principios zapatistas y actualmente tanto el pueblo Nahua del Movimiento por la libertad de los defensores del agua de Tlanixco, como los pueblos Na Savi, Me’pháá, Nahua y Ñamnkué del Consejo Indígena y Popular de Guerrero–Emiliano Zapata, son parte del Congreso Nacional Indígena. A través de la simbología plasmada en los logos de las radios y las frecuencias seleccionadas para la transmisión, buscan reafirmar este compromiso.

Los integrantes de Radio Tlanixco eligieron la frecuencia 96.2 de FM «porque tenemos seis presos y dos con ordenes de aprensión. Se ve un río que representa el problema que tuvo nuestro pueblo con los manantiales. Ahí está el volcán Xinantécatl. Y por último el tecolote, porque nuestro pueblo significa pueblo de tecolotes. Esta también la estrella, porque nos rigen los principios zapatistas, y el del CNI, pues ahí pertenecemos».

Por su parte, los locutores de la Radio Zapata comentan que en su logotipo está el maíz «porque nos representa como pueblo originario. La Radio Zapata tiene la frecuencia 94.1 de FM, 94 porque ese año aconteció el levantamiento zapatista, y el 1 porque fue el 1 de enero».

Son diversas las problemáticas y retos que enfrentan ambas radios, que van desde generar y mantener un proceso de apropiación y defensa de las radios por parte de los integrantes de la comunidad, hasta conseguir recursos económicos para conservar en buen estado el equipo y los espacios utilizados. El marco legislativo impuesto en México en materia de telecomunicaciones y radiodifusión es otro aspecto a tener en cuenta. Actualmente las radios comunitarias han quedado condicionadas al cumplimiento de una normatividad que viola la libertad de expresión de los pueblos.

La solidaridad con las y los compañeros que mantienen estas radios comunitarias es fundamental para que estas herramientas cumplan realmente con la función que les compete. Para los compas de Radio Zapata, se trata de «llegar a muchas corazones, para tratar hermanar las luchas. Porque a partir de esta guerra de exterminio, de despojo, y con todos los mega proyectos que se van implantando en nuestros territorios, han golpeado a nuestras comunidades y han desmembrado nuestros tejidos comunitarios».

Creemos que la radio es una herramienta muy necesaria para ir tejiendo nuevamente esa comunidad, para poder ir sanando lo que los de arriba han ido destruyendo en nuestros territorios.
Radio Zapata 94.1 de FM actualmente se encuentra realizando una campaña de cofinanciamiento solidario, en la cual ya logro recaudar el recurso mínimo necesario para volver a iniciar sus transmisiones. Sin embargo sus horizontes de autonomía van mucho mas allá y ahora, en la segunda etapa de su campaña de fondeo, están solicitando donaciones tanto económicas o en especie, para poder consolidar el Centro de Investigación Indígena, en la comisaria municipal del ejido de Buena Vista, para dotar de contenidos radiofónicos sustentados en investigaciones propias a Radio Zapata. Te invitamos a participar y ser parte de la materialización de este sueño que nace desde las comunidades a través de esta plataforma. Puedes informarte de las actividades a través de la pagina en Facebook.

Palabras de San Pedro Tlanixco al CNI del 14 de mayo de 2016

cni chinantla

Compañeros y compañeras del Congreso Nacional Indígena
Compañeros y compañeras de la Red contra la Represión y de la Sexta Nacional e Internacional
Compañeros y compañeras de los medios libres, autónomos o como se llamen y que sí son compas

Hoy, por esta voz se tejerá la palabra de la lucha de la comunidad indígena nahua de San Pedro Tlanixco, les contaremos cómo es que hemos construido nuestra historia a lo largo de los años, la situación jurídica de nuestros presos y en qué punto estamos respecto a la construcción de nuestra autonomía.

Entre los años de 1988 y 1989, nuestra comunidad inicia una lucha por la defensa de su agua debido a que las empresas florícolas de Villa Guerrero nos estaban despojando. Acá en la comunidad cuando empezamos, pues empezamos solos, así como decimos acá como “Dios nos da a entender”, lo importante de este momento fue que muchos hermanos y hermanas de la comunidad despertamos y decidimos organizarnos y luchar por nuestras aguas, pero después de eso nos empiezan a culpar de revoltosos, de necios, de agresivos, las empresas florícolas de Villa Guerrero nos acusan ante la PGR de ser pueblo terrorista, y comenzó también, además de la organización del pueblo, una lucha jurídica, política y social, pues se metieron amparos, se tomó la autopista y con eso logramos que se reconociera que las aguas pertenecían a la comunidad de San Pedro Tlanixco. En el 2001, o sea que después de 13 años de lucha, nos hicimos parte del Congreso Nacional Indígena y esto porque nos dimos cuenta de que compartíamos los principios de lucha, los dolores y las rabias de otros pueblos que también son CNI.

Mientras más nos mirábamos en los espejos que son los pueblos, tribus, naciones y barrios del CNI, más crecían nuestros dolores y las rabias compartidas, por eso es que en enero de 2003 fuimos por primera vez sede de la reunión de la región centro-pacífico del Congreso Nacional Indígena, en la cual tuvimos la dicha y el honor de contar con la presencia de Don Juan Chávez y de Don Efrén Capiz, dignos compañeros y grandes representantes del Congreso Nacional Indígena, de esa reunión nosotros empezamos a aprender que sólo organizándonos y difundiendo nuestra palabra con otros pueblos y luchas, era como podíamos visibilizar lo que nos estaba pasando, también nos dimos cuenta que no estábamos solos y que nuestra lucha es también la lucha de nuestros compañeros y compañeras del Congreso Nacional Indígena.

En estos años, varias veces hemos platicado sobre todo lo que significó para la lucha de Tlanixco el ser parte de una lucha nacional, sabíamos que el hecho de ser parte del CNI significaría que los ojos y corazones de muchos compañeros y compañeras estarían vigilantes y atentos sobre lo que nos pasaba. Sabemos que no fue una coincidencia que tres meses después, en abril de 2003, la asociación de usuarios del río Texcaltenco, que en realidad se llama Río Grande, comenzó a querer invadir nuestro territorio, la comunidad se dio cuenta y supimos también que su presencia cerca del Río Grande era para causar conflicto. Desafortunadamente en esos eventos perdió la vida Alejandro Isaac Basso, quien era el presidente de esa asociación, por ese lamentable acontecimiento, se comenzó de manera sistemática a reprimir y hostigar a nuestra comunidad. Todo inició con la campaña mediática de los medios de paga, que en sus primeras planas nos acusaban de linchadores, haciendo cateos ilegales a la comunidad y en julio del mismo año detienen a dos compañeros: Pedro Sánchez Berriozábal y Teófilo Pérez González.

A partir de esas dos detenciones nuestro pueblo pierde fuerza de organización por temor a que salieran más órdenes de aprehensión, sabiendo que ya habían salido seis más. Durante tres años vivimos el peor de los infiernos, pues el estado, el mal gobierno, nos estuvo mandando a que nos reprimieran y la forma en que lo hicieron fue por cateos ilegales, hostigamiento a vecinos, persecuciones a nuestros compañeros que tenían las ordenes de aprensión. Era con toda la intención de meter miedo a la comunidad y de que la lucha se debilitara hasta casi desaparecer.

Para el 2006 se llevaron a cabo más detenciones,  de nuestros compañeros Rómulo Arias Mireles, Lorenzo Sánchez Berriozábal y Marco Antonio Pérez González. La última detención que se realizó fue en el 2007 a la compañera Dominga González Martínez. Dos de nuestros compañeros también tienen orden de aprehensión y no han podido regresar con sus familias y sus amigos.

Entonces por ese miedo nos quedamos quietos por muchos años, hasta que nos dimos cuenta de que era necesario luchar por la libertad de nuestros defensores del agua y de la vida, es así como decidimos reactivarnos como delegados del Congreso Nacional Indígena, asistiendo a la Cátedra Tata Juan Chávez que se realizó en agosto de 2013, ahí les contamos cómo estaba nuestra situación, el grito que había dado la lucha, haciéndoles saber que era necesario arrancarle al estado a nuestros compañeros, sacarlos de la cárcel de Almoloya donde les tienen desde hace más de una década. A partir de ese momento no hemos dejado de luchar, nos hemos dado cuenta de  que ahora estamos más acompañados y fuertes, que a pesar del miedo es necesario seguir caminando para alcanzar la justicia, la paz, la dignidad, la libertad, nuestra autonomía y para hacerlo estamos bien firmes, no nos rendimos, no nos vendemos, no claudicamos. Caminamos acompañándonos con el CNI, la Sexta, la Red contra la represión y bajo los principios del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Ahora les vamos a platicar cómo está la situación jurídica, para esta parte los familiares de nuestros compañeros presos nos relataron cómo han construido la historia a partir de que los detienen, entonces les leeremos así como nos dijeron las compañeras y compañeros:

Pedro Sánchez Berriozábal de San Pedro Tlanixco y de ocupación campesina, lo detuvieron el 23 de julio del 2003, cuando tenía 37 años. La detención se realizó en Tlanixco iba caminando a la milpa y  lo envolvieron en una cobija para golpearlo. El delito que del que se le acusa es homicidio calificado y privación ilegal de la libertad. Su proceso duró 2 años y transcurrió medio para su sentencia. Actualmente su situación jurídica es que fue sentenciado  a 52 años de prisión, se apeló la sentencia pero le confirmaron, no ha promovido el amparo pues está esperando la sentencia de los tres compañeros que están en proceso. Para este momento lleva 12 años 10 meses en Almoloya y su edad actual es de 49 años. Al momento de la detención su familia estaba integrada por cuatro personas su esposa, una hija de 9 años, otra de 6 y un hijo pequeño de 3 años. Actualmente sus hijas están casadas y su hijo está estudiando además tiene dos hijas pequeñas.

Teófilo Pérez González, de San Pedro Tlanixco y de ocupación chofer. Lo detuvieron cuando tenía 30 años, el 23 de julio del 2003. A Teófilo lo detuvieron en Tenango del Valle, también se le acusa de homicidio calificado y privación ilegal de la libertad, su proceso duró tres años y transcurrió medio año para su sentencia, que fue de 52 años, también se apeló la sentencia pero le confirmaron, no ha promovido el amparo pues está esperando la sentencia de los  tres compañeros que están en proceso. Lleva 12 años y 10 meses y actualmente tiene 43 años. Cuando lo detuvieron dependían de él su esposa y cuatro hijos, de 14 y 12 años que estudiaban y dos pequeños de 5 años. Actualmente su esposa tiene que trabajar para sostener a su familia y visitar a su esposo. Teófilo ha tenido problemas de salud y ha recibido muy poca atención médica. En el penal trabaja y toca en un trío.

Rómulo Arias Mireles, originario de San Pedro Tlanixco y de ocupación mecánico. Lo detuvieron en casa de su hermano en San Pedro Tlanixco el 15 de julio del 2006 y tenía 36 años, se le acusa de homicidio calificado y privación ilegal de la libertad, su proceso duró 3 años. Le dictaron sentencia de 54 años el 10 de febrero del 2009, se realizó una apelación pero  se confirmó, aún no se promueve el amparo porque está esperando la sentencia de los compañeros que están en proceso. Lleva 10 años en la prisión y tiene 46 años actualmente. Cuando lo detuvieron su familia estaba integrada por su esposa, un hijo de 14 años, una hija de 12 y el menor de 7. Actualmente dos de sus hijos están casados y el tercero es soltero, su esposa trabaja para cubrir sus gastos personales y visitar a su esposo. Rómulo fue golpeado cuando lo detuvieron, su casa fue rodeada por policías ministeriales, incluso hubo disparos por parte de la policía.

Lorenzo Sánchez Berriozábal, de ocupación comerciante y también de San Pedro Tlanixco. Lo detuvieron en la Ciudad de México cuando tenía 42 años y fue golpeado. Se le acusa de homicidio calificado y privación ilegal de la libertad, lleva 10 años en la prisión y no ha sido sentenciado, actualmente el proceso está en el termino de deshago de pruebas en espera de cierre de proceso. Se promovió un amparo en contra del auto de formal prisión, un incidente de libertad por desvanecimiento de datos y se lo negaron, el abogado integró un amparo en contra de la resolución del juez y también le negaron el amparo. Al momento de su detención su familia estaba integrada por su esposa y un hijo de 14 años. Actualmente tiene 52 años, padece gastritis y no recibe atención médica.

Marco Antonio Pérez González, albañil de San Pedro Tlanixco. Lo detuvieron cuando tenía 26 años el 12 de diciembre del 2006, se le acusa de homicidio calificado y privación ilegal de la libertad, su proceso está en etapa de desahogo de pruebas y lleva 10 años en prisión. Cuando lo detuvieron su familia la conformaba su esposa y un hijo de 3 años. Actualmente tiene 36 años y presenta problemas de salud en la columna y no recibe atención médica. Su esposa trabaja para sostener a su esposo y a su hijo que está estudiando.

Dominga González Martínez, de San Pedro Tlanixco y ama de casa. Fue detenida a los 47 años el 9 de julio del 2007, en San Pedro Tlanixco, acusada de homicidio calificado y privación ilegal de la libertad, desde hace 9 años se encuentra recluida y su proceso está en la etapa de desahogo de pruebas. Actualmente tiene 56 años.

Como ya bien saben también hay ordenes de aprehensión contra dos de nuestros compañeros y a la fecha no han podido regresar a nuestro pueblo.

Ahora que saben en qué momento están los procesos de nuestros compañeros y compañera, creemos importante hacer algunas peticiones y propuestas respecto a este punto y  lo sometemos a la asamblea del CNI:

  • El reconocimiento de los 5 compañeros y la compañera como presos del Congreso Nacional Indígena.
  • Una vez terminado el proceso de Lorenzo, Marco Antonio y Dominga se realice un pronunciamiento por la libertad de nuestros compañeros y la cancelación de las órdenes de aprehensión.

A los medios alternativos, autónomos o como se llamen y que de verdad sean nuestros compas:

  • Que se animen a acercarse y trabajar con los pueblos, para difundir nuestras luchas a través de reportajes y documentales en donde hagan escuchar nuestra palabra.

A la Red contra la Represión y por la Solidaridad y a la Sexta Nacional e Internacional:

  • Les pedimos que estén atentas y atentos porque cuando se concluyan los procesos de nuestros compañeros y compañera estaremos llamándoles para realizar acciones y campañas por la libertad de nuestros compañeros.
  • También les pedimos que en sus geografías difundan la palabra de nosotros los pueblos que luchamos en contra del despojo y las injusticias, recordando que donde los de arriba destruyen, las y los de abajo construimos.

Sobre nuestro caminar hacia la autonomía

Desde abajo y a la izquierda nuestros corazones laten dignos y con esperanza, pues nuestro caminar nos ha llevado a construir, o acercarnos a construir nuestra autonomía.

Estos años han sido de mucho aprendizaje y de reafirmación en la lucha, desde que nos reincorporamos al CNI hemos estado presentes en las reuniones convocadas por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional como la compartición “Compañero David Ruíz García” en la Realidad Zapatista, en el Festival Mundial de las Rebeldías y las Resistencias contra el Capitalismo, en el Seminario-Semillero del Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista, en las reuniones del Congreso Nacional Indígena, también en las reuniones de la Red contra la Represión y en algunas de la Sexta, estos espacios nos han servido mucho, hemos aprendido que para seguir caminando hacia la construcción de nuestra autonomía es necesario organizarnos colectivamente en los trabajos que nos toca hacer, reafirmamos que no nos vendemos, no nos rendimos y no claudicamos, decidimos también que sólo respondemos a las convocatorias de nuestros compañeros y hermanos zapatistas, de la Red contra la Represión y de la Sexta, sabemos de la importancia de tener claro el horizonte hacia donde nos dirigimos y como llevar nuestra lucha, sabemos que de por sí la justicia nunca vendrá de los de arriba, por eso es que abajo la soñamos y la construimos, caminamos en colectivo, llevamos en nuestras vidas los principios zapatistas, ya no nos dejamos engañar por el mal gobierno ni por organizaciones supuestamente no gubernamentales pero que hemos visto que en realidad lo que buscan es debilitar la digna lucha de los pueblos y otra vez viene a nuestra cabeza y a nuestros corazones que no nos vendemos, no nos rendimos y no claudicamos, nos mantenemos firmes nuestro pueblo es del Congreso Nacional Indígena.

En este año hemos logrado concretar un sueño que queremos compartir con ustedes, porque sabemos que este sueño lo soñamos en colectivo y sólo seguirá siendo posible si lo cuidamos también en colectivo. El primero de mayo iniciamos las transmisiones de nuestra Radio Comunitaria, Radio Tlanixco, Manantial de Libertad 96.2 y es en esa frecuencia recordando que son 6 nuestros presos y 2 nuestros compañeros que no han podido regresar con nosotros. En estos poquitos días de transmisión hemos llevado a oídos y corazones que habían estado dormidos el mensaje de libertad, de esperanza, de dignidad de la lucha y vemos que nuestra comunidad puede tomar la fuerza que nos arrebató el mal gobierno, pero vemos también que esta radio no sólo es para transmitir el mensaje del Movimiento por la Libertad de los defensores del Agua y de la Vida de San Pedro Tlanixco, parte de nuestro sueño es que este medio sirva también para difundir la palabra de los pueblos, tribus, naciones y barrios del Congreso Nacional Indígena por eso es que respecto a la radio tenemos dos propuestas que también las sometemos a asamblea:

  • Que el emblema del Congreso Nacional Indígena forme parte del logotipo de Radio Tlanixco, Manantial de Libertad 96.2 fm, y que
  • Reconozcamos y defendamos esta radio como medio de lucha del Congreso Nacional Indígena

Como pueden ver estamos también arrancando una cooperativa que nos permita generar algunos recursos que puedan sostener a la Radio y al Movimiento, porque cuando se tienen presos los gastos son muchos y la paga es poca, además como lo dijo el Sub Moisés es importante ver cómo le hacemos para ir logrando nuestra autonomía económica.

Como ven nuestro caminar ha sido largo y hemos tenido algunas caídas, pero sabemos que si seguimos firmes y organizándonos en colectivo vamos a lograr la justicia para nuestros compañeros y pronto los veremos de nuevo aquí, formando la lucha para seguir defendiendo nuestra agua y nuestro territorio.

¡Presos políticos, libertad!
¡Nunca más un México sin nosotros!
Movimiento por la Libertad de los defensores del Agua y de la Vida de San Pedro Tlanixco
Gracias

 

Palabras del Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata al CNI del 14 de mayo de 2016

cni chinantla

Herman@s del Congreso Nacional Indígena:

Los hermanos na savi, nahua, me´phaa, organizados en el Congreso Nacional Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata (CIPOG-EZ), venimos de las regiones Costa Chica, Costa Montaña, Montaña alta y Montaña Baja de Guerrero, Centro, estamos presentes en esta comunidad indígena nahua de San Pedro Tlanixco al encuentro de la casa de todos los pueblos indígenas de México, venimos con todo el corazón de compartir nuestros sueños y dolor, decirles a ustedes que estamos más vivos que nunca con la Radio Zapata que es el medio para enlazarnos donde platicamos de nuestras esperanzas, un medio propio para escucharnos entre nosotros.

El CIPO-EZ nace para luchar por la restitución de derechos colectivos del ejercicio de las autonomías de los pueblos, o sea, que los pueblos tengan, mantengan y ejerzan el poder político. Que el poder político no sea depositado a mano de grupos o personas ajenas u oportunistas. Los pueblos gobiernan a través de asambleas y el gobierno obedece, a esto le llamamos el “mandar obedeciendo”.

Reflexiones del CIPOG-EZ sobre la historia del CNI

El CIPOG-EZ ha realizado un análisis de su participación en el CNI desde diciembre de 2014 y de la compartición con Radio Tlanixco. Reunidos para organizar la participación de nuestra delegación a la reunión del CNI el 14 de mayo en San Pedro Tlanixco y el encuentro de Radio Zapata y Radio Tlanixco, se analizan lo siguiente:

1.     Venimos en la Construcción de la historia del CNI en Guerrero, desde la organización del Consejo Guerrerense  500 Años de Resistencia Indígena en 1992, la marcha del No Están Solos rumbo al DF en 1994, el nacimiento de la comunitaria en 1995, la ruptura con la Asamblea Nacional Indígenas por la Autonomía (ANIPA) en 2001 y lo que ha pasado con todos los esfuerzos que desde entonces se vienen construyendo. Desde entonces venía desarrollando estas dos visiones, el plan de mediatizar las instituciones que surgen de las asambleas de nuestros Pueblos. Es preocupante si en otros pueblos se pierde la historia y los principios del CNI.

2.     Nosotros caminamos a pesar de la destrucción disfrazada de algunas organizaciones que se dicen democráticas o de Derechos Humanos, pero que en la práctica dividen a las instituciones autónomas de los pueblos, dicen defendernos pero nos entregan al gobierno. Dicen defender nuestros territorios pero en la práctica promueven la privatización de la Tierra, estas mismas organizaciones suplantan a nuestros Pueblos, hablan a nombre de Nuestros Derechos colectivos y traicionan los acuerdos de la máxima autoridad de nuestros pueblos, que es la asamblea.

Se analiza la Campaña Nacional en Defensa de la Tierra, donde están organizados con Serapaz y Tlachinollan, el CECOP y la CRAC oficial. Se analiza que en otras regiones, pueblos que participan en el CNI, ya están participando en esa campaña. Desde nuestra experiencia estas organizaciones han utilizado y usurpado nuestras luchas.

Se acuerda:
El CIPOG-EZ acude a la reunión en San Pedro Tlanixco para refrendar que sigue caminando con los principios que le dieron origen, principio que orientaron nuestros primeros pasos y lo acordado en Nurío, Michoacán en 2001: trabajar la autonomía sin pedirle permiso a nadie.

Nunca más un México sin Nosotros
Fraternalmente
Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata

Regiones: Costa Chica, Costa Montaña, Montaña Alta y Montaña Baja y región Centro del Estado de Guerrero.

¡Arrancaron nuestros frutos, cortaron nuestras ramas, quemaron nuestro tronco, pero no pudieron matar nuestras raíces!