Comunicado de Santa María Ostula 7 de febrero de 2017

Sierra-costa de Michoacán, 7 de febrero de 2017

A los pueblos de México y el mundo,
Al Congreso Nacional Indígena
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
A los medios libres,
A los medios de comunicación nacionales e internacionales,

La Comunidad Indígena de Santa María Ostula se manifiesta enérgicamente en contra de la detención ilegal de 5 elementos de las policías comunitarias de San Pedro Naranjestil y Tizupan –ambos pertenecientes a la comunidad indígena de Pómaro– a manos de elementos de la Secretaría de Marina (SEMAR) para ser entregados directamente a un grupo de criminales, el cual ha sido denunciado insistentemente con anterioridad.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 3:00 de la mañana del día 5 de febrero, hora en la cual algunas camionetas de la SEMAR llegaron al filtro de seguridad que la policía comunitaria mantenía en el punto conocido como Tizupan.

A partir de los testimonios recopilados, es posible certificar que los marinos no detuvieron al azar a los comunitarios sino que éstos estaban plenamente identificados y eran el objetivo de esta acción.

A lo largo de la mañana del 5 de febrero el comandante Germán Ramírez, director de Seguridad Pública del municipio de Aquila recibió una comunicación en donde se daban a conocer las demandas del grupo criminal: 21 rifles de alto calibre en posesión de la policía de aquel municipio y dos personas para establecer la negociación.

A través de la llamada fue posible certificar la integridad de los comunitarios secuestrados. Sus nombres son Abigail Farías Fernán, Crispín Francisco de Aquino, Saúl Fabián Meraz Martínez, Eleno Valencia Zambrano y Francisco Carreón Valencia.

La comunidad indígena nahua reitera que en varias ocasiones ha denunciado la actuación criminal de varias personas que pertenecen a células remanentes de los Caballeros Templarios, grupo criminal que tuvo que abandonar el territorio de la sierra-costa michoacana a partir de febrero de 2014, debido a la presencia de autodefensas, policías comunitarias y guardias comunales.

Jesús Cruz Virrueta alias “El Chuy Playas”, Fernando Cruz Mendoza alias “El Tena” y José María Cruz alias “El Tunco” son los nombres de los criminales que mantienen privados de su libertad a los 5 comunitarios, aunque es necesario subrayar que fueron elementos de la Secretaría de Marina quienes realizaron la captura, igual que el 19 de julio de 2015, cuando junto con elementos de la Secretaría de Defensa de México realizaron un operativo contra la población que se manifestaba contra la ilegal detención de Cemeí Verdía.

En aquella ocasión, elementos del Ejército dispararon contra la población civil, provocando la muerte de Hidelberto Reyes García y lesiones en al menos 10 personas, como lo determinó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en la recomendación 65/2016 en diciembre pasado.

Hasta el momento y luego de un fuerte operativo coordinado entre Policía Michoacán de los municipios de Coalcomán, Chinicuila, Coahuayana, Aquila, Lázaro Cárdenas, policías comunitarias y grupos de autodefensas de la sierra-costa, así como la Guardia Comunal de Santa María Ostula, comandada por Cemeí Verdía, no ha sido posible la liberación de los comunitarios.

Sin embargo, a través de una nueva llamada telefónica hecha este 6 de febrero alrededor de las 16:00, se logró certificar que los elementos secuestrados continúan con vida y están bien a decir de quien sostuvo la llamada: «estamos bien, esperamos que pronto nos liberen».

En Asamblea General la comunidad de Santa María Ostula determinó reforzar los filtros de seguridad, tanto en la encargatura de Xayacalan como en el punto de Tizupan; además, acordó colocar un bloqueo en la carretera federal 200 en el punto conocido como Triques e impedir el paso al transporte de empresas mineras y transnacionales, así como a elementos de la Marina y el Ejército.

Desde ahora advertimos que nuestras acciones irán escalando si no se da respuesta satisfactoria a nuestras demandas de justicia, por ello llamamos a los pueblos, organizaciones y personas honestas de Michoacán, de México y del mundo entero para que apoyen nuestra causa de paz y justicia resumida en las siguientes exigencias:

1. LIBERTAD INMEDIATA A LOS 5 COMUNITARIOS SECUESTRADOS POR LA MARINA Y EL CRIMEN ORGANZIADO.

2. CANCELACIÓN DE LAS ORDENES DE APREHENSIÓN QUE EXISTEN EN CONTRA DE INTEGRANTES DE NUESTRA GUARDIA COMUNAL Y DE LOS OTROS GRUPOS DE POLICÍAS COMUNITARIOS DE LA REGIÓN SIERRA-COSTA.

3. DESMILITARIZACIÓN DE LA REGIÓN DE LA COSTA-SIERRA DE MICHOACÁN, EL CASTIGO DE LOS MANDOS Y DE LOS INTEGRANTES DE LAS CORPORACIONES MILITARES Y POLICIACAS QUE ASESINARON AL NIÑO HIDELBERTO REYES GARCÍA, HIRIERON Y GOLPEARON A DIVERSOS COMUNEROS Y DESTRUYERON LOS BIENES DE LA COMUNIDAD DE OSTULA, ASÍ COMO LA REPARACIÓN DE LOS DAÑOS CAUSADOS A LOS BIENES DE LA COMUNIDAD DE OSTULA Y LA DEVOLUCIÓN DE LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS: CUATRO RADIOS DE COMUNICACIÓN, EL SELLO E IDENTIFICACIONES DEL CONSEJO DE VIGILANCIA, UNA PISTOLA CON REGISTRO Y CUATRO JUEGOS DE LLAVES.

4. APREHENSIÓN DE LOS JEFES DEL CARTEL TEMPLARIO EN LA REGIÓN, FEDERICO GONZALEZ MEDINA, ALIAS “LICO”, Y MARIO ALVAREZ LÓPEZ, ALIAS “EL CHACAL”, Y DESARTICULACIÓN VERDADERA DE DICHO CARTEL Y DE SU ESTRUCTURA POLÍTICA Y ECONÓMICA.

5. EL RESPETO Y OTORGAMIENTO DE GARANTÍAS PARA LA LIBERTAD DE LOS INTEGRANTES Y EL FUNCIONAMIENTO DE LA POLICÍA COMUNITARIA DE LOS MUNICIPIOS DE AQUILA, COAHUAYANA, CHINICUILA Y COALCOMÁN.

6. PRESENTACIÓN CON VIDA DE LOS 6 COMUNEROS DESAPARECIDOS Y EL CASTIGO A LOS AUTORES INTELECTUALES Y MATERIALES DEL ASESINATO DE 34 COMUNEROS PERTENECIENTES LA COMUNIDAD DE OSTULA A LO LARGO DE LOS ÚLTIMOS CUATRO AÑOS.

7. ALTO A LA DESINFORMACIÓN Y LA CREACIÓN DE GRUPOS DE CHOQUE EN EL PUEBLO NAHUA.

A T E N T A M E N T E

COMUNIDAD INDÍGENA DE SANTA MARÍA OSTULA “NOSOTROS LUCHAMOS POR LA VIDA Y LA PAZ, NO LUCHAMOS POR EL PODER Y MENOS POR LA MUERTE” “NUNCA MAS, UN MÉXICO SIN NOSOTROS”

Anuncios